Ocupación como último recurso

La ocupación de viviendas vacías se convierte en la única opción para algunas familias, muchas de ellas con niños pequeños y casi sin ingresos, que de otra manera estarían viviendo en la calle por la falta de soluciones de los servicios sociales.